EL SILVESTRISMO ARTE Y TRADICION

 EL SILVESTRISMO
 
La Asociación Ornitológica Provincial de Valencia (A.O.P.V.)
El criador es, ante todo un amante de los pájaros. Para él la cría es una afición
que ejerce en su tiempo libre. La practica desde hace tiempo y con una gran constancia. Es, en la mayor parte de los casos, de condición humilde y cultura modesta, siendo autodidacta en el dominio de la ornitología. Podemos investigar los orígenes de su motivación en la practica de tradiciones populares y a menudo  familiares, con un objetivo de distracción que poco a poco evoluciona hacia el estudio y el conocimiento de los pájaros, como con la satisfacción de un sueño materializado por el hecho de poseer en casa una parte de la naturaleza.

 
Su actividad se centra sobre los siguientes objetivos:
 
• La adaptación a la domesticidad y eventualmente la aclimatación de los pájaros silvestres, destinados a formar parte de procesos de domesticación gracias a las cepas ya constituidas.
• La selección rigurosa, de forma que sus obtenciones se aproximen a los estándares preestablecidos.
• En la medida en que las disposiciones legislativas de su autonomía le autoricen, al reaprovisionamiento con un permiso especial en función de un ?número clausus? de ejemplares de determinadas especies silvestres, con el fin de asegurar la regeneración de las fuentes de cría.

• Al margen de su afición, una gran mayoría de criadores practican una actividad de protección a menudo puntual (alimentación, instalación de nidos) y muy a menudo también en forma anónima y limitada a su desarrollo directo.
• En la Comunidad, la cría amateur es una afición esencialmente popular, donde la cría de pájaros permanece muy vivaz y debido al atractivo de su canto y la belleza de los pájaros, ha pasado de la simple tenencia a la reproducción.
• Debido a que las inquietudes de los criadores en nuestros días distan mucho de las anteriores formas de pensar, se está pidiendo un nuevo método para la tenencia y cría en cautividad de las aves, siendo los fringílidos de nuestra Comunidad una de ellas, estando gran parte de los ornitólogos de la Comunidad interesados en la cría en cautividad de Gafarrones, Pardillos, Jilgueros, Verderones, Luganos etc., pues son aves muy  arraigadas a las costumbres de nuestros pueblos.
• Siendo la caza de pájaros del campo una costumbre enraizada en nuestra Comunidad, utilizándose solo los machos para los populares concursos de canto (pájaros silvestres capturados del campo) y estando evolucionando la ornitología a pasos agigantados, tanto en la defensa como en  la conservación de los ecosistemas, se precisa de un cambio de la reglamentación vigente, tanto en la caza para fines reproductores en cautividad como para la tenencia, pues en otros países de Europa se pueden criar nuestras especies autóctonas, habiendo conseguido fijar multitud de mutaciones genéticas, que nos son ajenas pues no hemos intervenido en ellas. 
Cuando se consiga reproducir dichas aves en cautividad, lo cual ya hacen en el resto de países Europeos, se conseguirá con ello un descenso en el número de capturas, pues el pájaro silvestre no interesará para realizar los cruces y al criador le resultará más útil intercambiar con otros criadores amigos ejemplares seleccionados tanto para Canto como para Color, Forma o Postura, además de tener ya sus propios reproductores para el año siguiente, que él ha criado en su aviario, 
   
  info@a-alvarez.com
 LA CAZA
            A la hora de capturar las aves antes mencionadas y si realmente
            deseamos obtener resultados, lo primero que deberemos tener en
            cuenta es el lugar donde vamos a desarrollar esta actividad. Sin
            duda una elección acertada supondrá en gran medida la diferencia
            entre obtener o no resultados.
            Para ello lo primero que deberemos hacer será analizar el terreno;
            buscar las zonas donde existe alimento, así como los bebederos y las
            zonas en las que duermen los pájaros. Todos ellos nos darán datos
            sobre los lugares de paso de las aves, que serán sin duda los que
            mejor resultado nos darán. Evitaremos, eso sí, los propios
            comederos, puesto que las posibles presas no harían caso alguno de
            nuestra comida, al disponer de más alimento.
            Siempre será preferible buscar una zona despejada, de hierba baja y
            en la que se disponga de árboles para la colocación del reclamo.
            En este sentido debemos tener en cuenta que los pardillos gustan de
            ramos pequeños, de unos 40 cm. de alto; mientras que jilgueros y
            verderones prefieren las ramas altas sueltas.
            Cabe realizar mención especial de los reclamos y cimbeles.
            El reclamo es el ave que utiliza el cazador para llamar a los
            pájaros cuando los oye volando, de su inteligencia y capacidad de
            atracción dependerá en gran medida la obtención de resultados. Un
            buen reclamo es aquel que continúa con su canto aunque los pájaros
            que se han posado cerca de él estén callados.
            Evidentemente conseguir que esto sea así requiere una larga y
            trabajosa labor de adiestramiento; teniendo en cuenta que no debe
            igualarse el “saber cantar” con el “saber cazar”.
            El cimbel es el ave o figura de la misma que se emplea con una
            cimbelera (también llamada cimbel), esto es, un cordel que se ata a
            la punta del cimillo, donde se pone el ave que sirve de señuelo para
            cazar otras.
            Resulta prioritario que el comportamiento de este pájaro sobre la
            cimbelera sea lo más natural posible, para lo cual se requerirán
            largas jornadas de adiestramiento.
            MÉTODOS DE CAPTURA
            Existen diferentes métodos utilizados a la hora de capturar aves
            para el silvestrismo, todos tienen sus seguidores y sus detractores.
            Conviene conocerlos.
              LA CAZA CON LIGA O “BESC”
              Muchos son los que se oponen a este método, por considerar que
              provoca que el ave pierda plumas de alas y cola; lo que puede
              suponer la pérdida total o parcial de la capacidad de vuelo.
              Quienes la defienden afirman que es un método más selectivo, que
              además provoca el “aprendizaje” por parte del pájaro; esto es, los
              que se capturan y son dejados en libertad quedan totalmente
              escarmentados y no vuelven a caer en la “trampa”.
              En esta modalidad de caza se trabaja con un reclamo cuya función
              es atraer a los pájaros para que se posen sobre unos palitos
              colocados en forma de cruz, llamados “comparses” o “creueres”, los
              cuales estarán previamente impregnados con “besc”; una especie de
              pegamento que provoca que, al posarse, el pájaro no pueda volar.
              Existen diferentes tipos de besc, si bien actualmente el más
              utilizado es el de tipo barniz, puesto que es de más fácil uso, se
              precisa tan sólo una pequeña cantidad y además se elimina con
              relativa facilidad de las plumas de los pájaros gracias a un
              líquido especial que lo deshace.
              LA CAZA CON RED
              De nuevo encontramos quien la defiende y quien se opone a ella.
              Los primeros afirman que con este tipo de caza no se corre el
              riesgo de dañar al animal; mientras que quienes están en su contra
              argumentan que se trata de un método masivo y poco selectivo en el
              que un mismo pájaro puede ser capturado varias veces.
              Existen dos tipos de redes:
                RED ABATIBLE: se trata de una red que se cierra con violencia,
                por lo que se corre el serio riesgo de golpear a un pájaro con
                las varas que forman su estructura.
                Con ella existe el peligro de matar indeseablemente a algún ave.
 
                RED VERTICAL: inmóvil, por lo que el peligro para el animal es
                nulo. Se trata del método utilizado por los ornitólogos para el
                proceso de anillamiento; lo que es la mejor garantía de su buen
                hacer.
            Como hemos visto, existen razones tanto para defender como para
            oponerse a cualquiera de éstos métodos; tanto es así que las
            diferentes Comunidades Autónomas prohiben o permiten unos u otros
            métodos. Pero, como suele suceder con tantas otras cosas, el respeto
            a la naturaleza se encuentra más bien de parte de quién lo
            practique, no en el método en sí mismo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en AVES , ORNITOLOGIA, SILVESTRISMO. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a EL SILVESTRISMO ARTE Y TRADICION

  1. mohamed dijo:

    Necessito a alguien q no quiera mas su red y q me la venda porke yo adoro a los pajaros y quiero tener y nse como conseguir uno y eso q e decidido cazarlos porke si no no tendre ningunooy necessito a alguien q no kiera su red Contactar con migoo…. Soy de Lleida España…654720034

    • sergio dijo:

      compralo …..

    • sergio dijo:

      y a mas a mas espero pensar o kiero creer k tienes licencia k no lo creo y si es como pienso y no la tienes para ti eso es ilegal ,y perdona k discrepe de lo k tienes son ganas de ganarte la vida con cuatro jilgueros a los k realmente hay k respetar y admirar por su precioso cante y todo lo k te puede ofrecer ese pekeño pajarito ,saludos .el duke!!.

  2. toni dijo:

    Necesito saber como se extrae la sabia de los cardos para preparar liga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s